. SdE. República Argentina.
17 - Junio - 2017 | Ayer

Se fué “Coquito” Gómez, fundador de “Los Del Río”.

Se fué “Coquito” Gómez, fundador de “Los Del Río”.

|Nota: Colaboración ||Foto: |

Columna de Ernesto Schammas

Walter Ramón “Coquito” Gómez en 1977 casi de casualidad, conforma un dúo con Justo Matías Orellana. Despuntaban el vicio de cantar en un lugar muy tradicional de Santiago denominado “Sweepy”, a la vera del río Dulce, lo que después marcaría la razón del bautismo del conjunto, con el nombre de Los Del Río.

Meses después se le suma a ellos, un amigo de Coco”, Hugo “Bombacha” Corvalan, una voz potente y natural. Esa conformación trasciende hasta el año 1983, cuando Orellana se desvincula del grupo con la intención de empezar su carrera solista. Hasta esos momentos, a pesar de trascender en varias provincias del país, no llegan a grabar. Ante la desvinculación de Orellana, se incorpora el tucumano Daniel Astorga, quien pasa a ser la primera voz del grupo. Para muchos, ese momento de Los Del Río, fue su pico mas alto y calo profundo en los corazones de los amantes del folclore santiagueño. Llegaron a grabar un primer disco que aun se sigue vendiendo y del que solo recibieron una gratificación al grabar, cediendo todos los derechos.

Ídolos en todo el norte argentino y de países limítrofes. Transcurrieron años de mucha popularidad. La historia dice que “Coquito” contaba con la aprobación de Los Cantores del Alba, por su increíble “falsete”, en el que imitaba a Javier Pantaleón, integrante del grupo salteño. Por esos años Los Cantores del Alba dominaban el estrellato y la popularidad en el país. Hasta mucho tuvieron que ver con una pelea interna entre Coquito y Bombacha, ya que los salteños pretendían incorporar a Hugo Corvalan a sus filas, lo que nunca sucedió y que mucho tiempo después “Bombacha” confirmo el trascendido.

Lo que sin dudas nunca pude entender, a pesar de los años y el análisis histórico de los hechos. Por que Los Del Río nunca fueron reconocidos plenamente en Santiago del Estero? Siempre parecía que les costaba cosechar su reconocimiento, demostrar lo que sin dudas se merecían y se merecen. Parecía que siempre les faltaba rendir una última materia. A pesar de tener un enorme caudal de seguidores y de seguir latente su estilo inigualable. Quizás esta perdida, la de “Coquito”, inicie el valor superlativo que tienen todas las agrupaciones que nacieron desde aquel 1977.

Los sucesivos reemplazos de algunos integrantes, dieron el nacimiento de varias agrupaciones, como Los 3 del Río, Los del Río 3, Los Santiagueños del Río o Santiagueños 4, entre otros. Lo que sumo y acrecentó el valor distintivo del estilo propio de Los Del Río. Todo un sello y una marca registrada en nuestro folclore.

Las valoraciones de los seres humanos a través de la vida, no son detalles u opiniones a las que no debo y quiero referirme. Quiero separar y reconocer las actitudes artísticas de quienes merecen y sumaron al engrandecimiento de nuestra música.

Y no tengo ninguna duda que “Coquito” Gómez aporto mucho para el crecimiento cultural de la música en la provincia. Provincia que sin dudas marca el rumbo del crecimiento cultural en el país, lo que sin dudas nos enorgullece a todos los que pisamos este suelo.

Tuve la oportunidad de conocerlo en el año 1979, en una juntada y tocada entre amigos bien trasnochados. Desde esa época me relacione con el y pude ver su evolución. Compartí el mejor momento del grupo a mediados de la década del 80, gracias a mi amistad con Fredy García, quien fuera para ellos en esos años, una columna y sostén invalorable. Sin dudas marcaron un rumbo y un sentimiento diferente entre sus seguidores. Los que a través de estos 40 años idolatraron sus canciones.

Me acordare de vos cuando vea una Malagueña, o una bonita. Seré esclavo y amo de tus recuerdos. Te juego lo que quieras que a orillitas del río encontraremos al querido viejo, porque anoche no dormí, por mi esposa y amante. No me importa ser el preso numero 9 y menos el pastor. Ella me decía No me abraces porque lloro y era porque Canta el Río. Hasta siempre Hermano, Jamás te olvidare.

Ernesto Schammas.
Periodista. Conductor de Espíritus de mi Tierra. Tv.

Folclore Terraviva en Facebook Folclore Terraviva en twitter Folclore Terraviva en google plus Folclore Terraviva en You Tube

Constitución 600 . C.p. 4200
tel. (0385) 154133926 / 154856075
Email: ra.moc.avivarret@ofni
Santiago del Estero. Argentina

17 - Junio - 2017 | Ayer

Se fué “Coquito” Gómez, fundador de “Los Del Río”.

Columna de Ernesto Schammas

Walter Ramón “Coquito” Gómez en 1977 casi de casualidad, conforma un dúo con Justo Matías Orellana. Despuntaban el vicio de cantar en un lugar muy tradicional de Santiago denominado “Sweepy”, a la vera del río Dulce, lo que después marcaría la razón del bautismo del conjunto, con el nombre de Los Del Río.

Meses después se le suma a ellos, un amigo de Coco”, Hugo “Bombacha” Corvalan, una voz potente y natural. Esa conformación trasciende hasta el año 1983, cuando Orellana se desvincula del grupo con la intención de empezar su carrera solista. Hasta esos momentos, a pesar de trascender en varias provincias del país, no llegan a grabar. Ante la desvinculación de Orellana, se incorpora el tucumano Daniel Astorga, quien pasa a ser la primera voz del grupo. Para muchos, ese momento de Los Del Río, fue su pico mas alto y calo profundo en los corazones de los amantes del folclore santiagueño. Llegaron a grabar un primer disco que aun se sigue vendiendo y del que solo recibieron una gratificación al grabar, cediendo todos los derechos.

Ídolos en todo el norte argentino y de países limítrofes. Transcurrieron años de mucha popularidad. La historia dice que “Coquito” contaba con la aprobación de Los Cantores del Alba, por su increíble “falsete”, en el que imitaba a Javier Pantaleón, integrante del grupo salteño. Por esos años Los Cantores del Alba dominaban el estrellato y la popularidad en el país. Hasta mucho tuvieron que ver con una pelea interna entre Coquito y Bombacha, ya que los salteños pretendían incorporar a Hugo Corvalan a sus filas, lo que nunca sucedió y que mucho tiempo después “Bombacha” confirmo el trascendido.

Lo que sin dudas nunca pude entender, a pesar de los años y el análisis histórico de los hechos. Por que Los Del Río nunca fueron reconocidos plenamente en Santiago del Estero? Siempre parecía que les costaba cosechar su reconocimiento, demostrar lo que sin dudas se merecían y se merecen. Parecía que siempre les faltaba rendir una última materia. A pesar de tener un enorme caudal de seguidores y de seguir latente su estilo inigualable. Quizás esta perdida, la de “Coquito”, inicie el valor superlativo que tienen todas las agrupaciones que nacieron desde aquel 1977.

Los sucesivos reemplazos de algunos integrantes, dieron el nacimiento de varias agrupaciones, como Los 3 del Río, Los del Río 3, Los Santiagueños del Río o Santiagueños 4, entre otros. Lo que sumo y acrecentó el valor distintivo del estilo propio de Los Del Río. Todo un sello y una marca registrada en nuestro folclore.

Las valoraciones de los seres humanos a través de la vida, no son detalles u opiniones a las que no debo y quiero referirme. Quiero separar y reconocer las actitudes artísticas de quienes merecen y sumaron al engrandecimiento de nuestra música.

Y no tengo ninguna duda que “Coquito” Gómez aporto mucho para el crecimiento cultural de la música en la provincia. Provincia que sin dudas marca el rumbo del crecimiento cultural en el país, lo que sin dudas nos enorgullece a todos los que pisamos este suelo.

Tuve la oportunidad de conocerlo en el año 1979, en una juntada y tocada entre amigos bien trasnochados. Desde esa época me relacione con el y pude ver su evolución. Compartí el mejor momento del grupo a mediados de la década del 80, gracias a mi amistad con Fredy García, quien fuera para ellos en esos años, una columna y sostén invalorable. Sin dudas marcaron un rumbo y un sentimiento diferente entre sus seguidores. Los que a través de estos 40 años idolatraron sus canciones.

Me acordare de vos cuando vea una Malagueña, o una bonita. Seré esclavo y amo de tus recuerdos. Te juego lo que quieras que a orillitas del río encontraremos al querido viejo, porque anoche no dormí, por mi esposa y amante. No me importa ser el preso numero 9 y menos el pastor. Ella me decía No me abraces porque lloro y era porque Canta el Río. Hasta siempre Hermano, Jamás te olvidare.

Ernesto Schammas.
Periodista. Conductor de Espíritus de mi Tierra. Tv.